Si las recientes vacaciones te dejaron un poquitín gastado, no te desesperes, con unas cuantas medidas podrás recuperarte. Aquí hay algunos tips que pueden ayudarte a estabilizar tu situación económica:

  • Escribe una lista de prioridades y necesidades básicas, así sabrás de qué podrás prescindir. Si hay actividades que implican dinero pero son parte de tu vida diaria, no las elimines, solo reajústalas por ejemplo: en vez de pagar una mensualidad en el gimnasio, ejercítate en el parque o en tu casa así seguirás con tu rutina y ahorraras dinero.
  • Para divertirse no siempre se necesita dinero. Revisa la cartelera de actividades culturales de tu ciudad ya que siempre hay exposiciones, funciones y conciertos que son abiertos a todo público.
  • Revisa tus cosas ya que muchas veces guardamos objetos que no usamos pero puede ser que a otra persona si le sean de utilidad, los puedes intercambiar, de esta manera ambos obtendrán “nuevos objetos” que si usarán. Hay páginas que se dedican a realizar ese tipo de negocios como: mitianguis.com.mx y tecambiopor.com.
  • Recicla el vidrio, papel, aluminio, plástico, metal, cuando juntes una cantidad considerable lo puedes vender por peso, además así ayudas al medio ambiente.
  • Cocina tú mismo y prepárate menús combinados, que exista un equilibrio entre carne y verduras para que tu dinero rinda más.
  • Acudir a bares y antros puede ocasionar un gran gasto. Asiste a reuniones en casas de amigos u organiza una fiesta en tu casa, será mucho más barato.
  • No uses tanto el coche, mejor camina o utiliza bicicleta así ahorras gasolina y eres amable con el ambiente.
  • No compres ropa si la que tienes está en buen estado, ese dinero lo puedes usar en otra cosa.
  • Realiza una venta de garaje si hay varias cosas que ya no usas y están en buen estado; bajos costos y buenos productos te pueden llevar a obtener un ingreso considerable.
  • Si no te quieres deshacer de cosas simplemente alquílalas, videojuego, películas, libros, son los objetos que más puedes alquilar.