Es probable que alguna vez hayas tenido un profesor o compañero de trabajo del que pudieras decir que literalmente apestaba. Es posible también que un viaje en metro te haya intoxicado de los humores de pasajeros que serían la envidia de un zorrillo. Es más, es factible que tú desprendas un olor corporal demasiado fuerte pero a fuerza de costumbre ya no puedas percibirlo. “Imposible, yo me baño diario”, pensarás. Déjame contarte que en algunos casos, el mal olor corporal es una enfermedad o consecuencia de otra, que poco tiene que ver con la higiene.

La bromhidrosis es una patología de las glándulas apocrinas que causa un olor intenso y desagradable. Estas glándulas se encuentran en los genitales, las axilas y el pecho. Si funcionan mal, sus secreciones tienen una química particular que, al entrar en contacto con las bacterias que habitan nuestra piel, provoca el mal olor. Este suele persistir a pesar del uso de desodorantes o perfumes, que en ocasiones solo contribuyen a empeorar la situación. El uso de jabones con germicidas y antibióticos tópicos así como la depilación definitiva, ayudan a reducir el problema.

Hay ocasiones en que el mal olor corporal es consecuencia de un padecimiento o hábito. Algunos de ellos incluyen diabetes, enfermedad de la tiroides, ingesta de fármacos, la alimentación o el tabaquismo. Si crees que tienes un problema de salud que te ocasiona mal olor, visita a un especialista para que te ayude. Si no lo crees necesario pero simplemente no quieres que te recuerden por una estela desagradable, presta atención a estos tips:

  • Báñate por lo menos una vez al día
  • Si eres mujer utiliza un jabón que no altere el pH de la vagina. Durante la menstruación cambia regularmente las compresas y/o tampones 
  • Utiliza desodorante y si sudas mucho, busca una fórmula que también incluya antitranspirante
  • Asegúrate de haber secado todo tu cuerpo antes de vestirte o calzarte
  • Cambia tu ropa diariamente, en especial la interior
  • Lava tu ropa con agua caliente o tibia para eliminar un mayor número de bacterias