En un día lluvioso y frío y  con Halloween a la vuelta de la esquina, no hay mejor excusa para meterte en la cama (con un tazón de palomitas o un chocolate caliente con bombones) y ver una película de terrorStephen King asegura que el cine de terror nos atrae mórbidamente porque “libera nuestros instintos más básicos y se realizan nuestras fantasías más desagradables…y todo ocurre, convenientemente, a oscuras.” Lo que resulta aún más escalofriante es que muchos de esos filmes retratan situaciones que no solo suceden en la pantalla, también tuvieron lugar en la vida real. Hay los que dejan que sus instintos salgan un poco más.

Si te gustó la idea de noche de horror en la cama pero aún no decides qué cinta ver, aquí tienes algunas opciones que resultan aún más aterradoras cuando sabes que están basadas en historias reales:

Psicosis

La obra maestra de Alfred Hitchcock retoma la novela homónima de Robert Bloch, quien se inspiró en los crímenes de un hombre llamado Ed Gein. Nacido en Wisconsin, fue un famoso asesino y ladrón de tumbas que disfrutaba construyendo objetos con partes humanas. En su casa descubrieron, entre otras peculiaridades, lámparas fabricadas con piel, un collar de labios y varios órganos en el refrigerador. Se cree que sostuvo una relación enfermiza con su madre, Augusta, a la que idolatraba. Por cierto, Hannibal Lecter de El silencio de los corderos y Leatherface de La masacre de Texas, también están inspirados en Gein.

Terror en Amityville.

Este clásico de 1979 que en 2005 tuvo un remake estelarizado por Ryan Reynolds, tiene su origen en la historia de la familia DeFeo. En noviembre de 1974, Butch, de 23 años, asesinó a sus padres y hermanos (dos mujeres y dos hombres) mientras dormían. En el juicio declaró– que escuchó voces que lo obligaron a hacerlo. La cinta está basada en la novela de Jay Anson, que se centra en los 28 días que la familia Lutz vivió en la casa en que sucedieron los asesinatos. Los Lutz afirman que durante su estancia experimentaron fenómenos paranormales.

El exorcismo de Emily Rose.

Esta película de 2005 está vagamente basada en la vida de Anneliese Michel, una alemana que después de abandonar un tratamiento por esquizofrenia, fue sometida a varios exorcismos ya que aseguraba estaba poseída por seis demonios diferentes. Su autopsia reveló deshidratación y desnutrición por lo que sus padres y los curas que llevaron a cabo el exorcismo, fueron declarados culpables de homicidio por negligencia.

Por cierto, ¿quieres otra razón para ver una película de terror? Puede ayudarte a adelgazar, descubre por qué en este artículo.