No tener tiempo o dinero para ir a un gimnasio no debe ser un pretexto para dejarte engordar. Hay muchas rutinas sencillas que pueden realizarse en un parque o en casa. De hecho, basta con realizar las labores domésticas para poner tu cuerpo en movimiento y quemar algunas calorías.

Sí, es probable que arreglar la casa no sea tu actividad favorita pero si en vez de verlo como una obligación monótona, piensas en ello como gimnasia, quizá mejore tu motivación. Plancharbarrerlavar los platos o limpiar las ventanas, son actividades que, además de embellecer tu hogar, pueden ser tus aliadas para perder esos kilos de más. Revisemos algunas de ellas y el gasto calórico que representan por cada media hora:

  • Barrer = 110 calorías
  • Fregar el piso = 110 calorías
  • Lavar platos = 40 calorías
  • Arreglar el clóset = 190 calorías
  • Tender camas = 130 calorías
  • Aspirar = 90 calorías
  • Sacudir = 50 calorías
  • Limpiar el baño = hasta 200 calorías
  • Planchar = 70 calorías
  • Limpiar ventanas = 120 calorías

limpieza