Me gustaría cambiar mi primera vez.

Si pudiera regresar el tiempo, volvería a aquel bar y le pediría su teléfono.

Esa noche me dejó muy mal sabor de boca. Ojalá no hubiera aceptado ir a su casa. 

Desaproveché muchas oportunidades de conquista en mi juventud. Es una lástima.

¡Con lo feo que era Tomás! No sé cómo me atreví.

Si pudieras cambiar algo de tu historia sexual, ¿qué sería? Si abres el libro seguro encontrarás pasajes memorables, pero también otros que te gustaría borrar. Ahí también deben estar escritos los encuentros que en su momento te parecieron buenos, pero con el paso del tiempo ves que no lo fueron tanto. Seguro que además hay un capítulo dedicado a esas oportunidades que dejaste pasar y hoy dices, “si hubiera…”.

Investigadores de las Universidades de Texas y de California-Los Ángeles, analizaron los principales arrepentimientos sexuales de hombres y mujeres. Retomando tres estudios con información de más de 25 mil personas, encontraron que a ellos les duele más:

  • que la timidez les haya impedido acercarse a una potencial pareja
  • no haber sido más aventurero en el terreno sexual durante su juventud
  • no haberlo sido cuando era soltero

Por su parte, las mujeres se arrepentían principalmente de:

  • haber perdido su virginidad con la pareja equivocada
  • haber sido infiel a su pareja (actual o anterior)
  • haber intimado muy pronto con alguien

Después de analizar la información obtenida, los investigadores concluyeron que en lo que se refiere a reproducción, el arrepentimiento forma parte del proceso evolutivo. Según esta perspectiva, para ellos, cada oportunidad perdida significa una posibilidad menos de reproducirse.

Una estadística curiosa del estudio: el 17% de las mujeres se arrepentían de haber tenido una pareja sexual poco atractiva mientras solo el 10% de ellos vivía esa pena.

Y tú, ¿tienes un arrepentimiento sexual?