¿Qué es?

La Inteligencia Intrapersonal es la capacidad de comprenderse, conocerse y percibirse uno mismo.

Quien ha desarrollado esta capacidad es quien más claro tiene qué desea verdaderamente en la vida y precisamente por ello, camina en esa dirección, dirige su conducta hacia esos objetivos o deseos.

A veces dejamos que nuestras emociones nos desborden o nos paralicen pero si se destaca en el conocimiento de uno mismo, se es capaz de interpretar las propias emociones y se actúa en consecuencia. Esto es mucho más efectivo a la hora de solucionar problemas.

¿Como se fomenta o desarrolla?

Meditación y Reflexión.

Los niños que destacan en esta capacidad aprenden mejor trabajando solos, haciendo proyectos a su propio ritmo, teniendo su espacio, en silencio y reflexionando.

¿Características o Habilidades?

  • Se guían por sus propias ideas
  • Conocen sus capacidades y sus limitaciones (por ello se fijan metas realistas)
  • Controlan sus emociones y pueden adaptarlas a la situación
  • Controlan sus pensamientos (lo que hace que regulen su conducta y puedan manejar, por ejemplo, situaciones estresantes).

Son los reyes del parque móvil (por lo del “auto”);

  • Autoconocimiento
  • Autocontrol
  • Autorreflexión
  • Automotivación
  • Autodisciplina

Tienen una vida interior profunda. Esta capacidad siempre resulta beneficiosa para las relaciones sociales. El arte de conocerse uno mismo y entender las propias emociones lleva irremediablemente a entender mejor las ajenas con lo cual se tiene una mayor predisposición y capacidad para ayudar a los demás.

¿Quién?

Profesiones como Psicólogos, Escritores, Investigadores, Filósofos o Teólogos se caracterizan por tenerla muy desarrollada.

Personajes que han destacado por ella, por ejemplo, son Gandhi, B.F. Skinner, Freud, Einstein, Eleanor Roosevelt y ¡cómo no, el propio Howard Gardner!.

Y si me lo permitís, una amiga que es top en este “arte” pero que últimamente de tanto entender a los demás olvidó escucharse a si misma. A ella le dedico este artículo.

Y tú, ¿te conoces a ti mismo?