¿Ya tienes todo listo para tus vacaciones de verano? Unos días lejos de la ciudad y la rutina para descansar, relajarte y…¿enfermar? Los hoteles están lejos de ser esos lugares de ensueño en los que todo es “perfecto” y pueden ser sitios repletos de gérmenes….

Investigadores de la Universidad de Houston realizaron un estudio para el que analizaron cuartos de hotel de 3 regiones distintas de Estados Unidos. Los resultados arrojados indicaron que las habitaciones teníanniveles de bacterias entre 2 y 10 veces superiores a los que se aceptan en un hospital. El control remoto y el interruptor de luz junto a la cama, fueron los lugares en los que se registró mayor cantidad de gérmenes. Según los responsables del estudio, la contaminación está presente en artículos de limpieza como esponjas y fregonas, lo que facilita la propagación de los gérmenes de habitación en habitación.

La presencia de bacterias en los hoteles no significa que los huéspedes forzosamente enfermen o contraigan alguna infección, sin embargo elevan el riesgo. Para cuidar tu salud es importante que:

  • Elijas hoteles con decoración sencilla: Cortinas pesadas, edredones enormes y muchos cojines, pueden ser el habitat perfecto para miles de bacterias ya que no se limpian con mucha frecuencia
  • Revises la cama al llegar: Si encuentras manchas, en las fundas o almohadas, pide que te las cambien de inmediato
  • No camines descalzo por el cuarto, especialmente si está alfombrado
  • Utilices sandalias para ducharte
  • No comas o trabajes en la cama: Utilízala principalmente para dormir
  • Duermas con pijama
  • Lleves contigo toallitas desinfectantes para limpiar el teléfono, el mando a distancia, las manijas de las puertas y el inodoro
  • Cuidado con las bañeras y jacuzzis: Pueden lucir muy atractivos pero muchas veces pueden estar contaminadas con hongos