El estrés es una situación de activación que tiene nuestro cuerpo con el objetivo de reaccionar más rápidamente, es en cierto modo natural. Un grado de estrés nos prepara para responder mejor por lo que todo el estrés no es malo. Nuestros músculos se contraen nuestras pupilas se dilantan nuestro corazón late más rápido el problema es cuando este estrés se vuelve completamente desproporcionado.

Hay varias causas que lo producen; un exceso de actividades o un exceso de preocupaciones.

Cuando hacemos demasiadas cosas nos sobreactivamos, y aunque las acabemos nuestro cuerpo sigue activado, no registra la tarea como terminada. De una manera mecánica nuestro corazón sigue latiendo más rápido, provocando a la larga problemas cardiacos, nuestro estómago segregando más ácidos, nuestras emociones están más alteradas causando que estemos irascibles, incluso agresivos y nuestro sistema inmune, el que nos defiende de las enfermedades, se hace más vulnerable a que tengamos cualquier tipo de enfermedad.

Tips para reducir el estrés

  • Tómate una hora al día solo para ti
  • Establece prioridades, qué y no puedes hacer, es es de verdad importante en tu vida y de qué puedes prescindir
  • Reduce tus preocupaciones, recuerda muchos de nuestros pensamientos son irracionales y nos hacen preocuparnos en exceso por cosas que no merecen la pena.