Nunca ha habido tanta gente que ha decidido hacer pública su orientación sexual. Entonces, ¿por qué muchos medios de comunicación y grupos civiles insisten de que existe una gran homofobia?

La homofobia es la aversión obsesiva a las personas homosexuales. En varios países del mundo aún es considerado un delito ser homosexual. Naciones como IránArabia SauditaSomalia y Pakistán, lo castigan con la muerte. En SingapurUgandaNepal y Jamaica con cárcel. En Indonesia existe una ley que permite golpear con una vara hasta 100 veces a los homosexuales. En muchos otros, aún cuando no se castiga legalmente, se reportan cientos de víctimas de crímenes por odio. En México se cometen en promedio 35 homicidios al año por homofobia.

La discriminación por razones de orientación sexual se refleja no solo en casos extremos como los asesinatos. Está presente en muchos discursos que escuchamos comúnmente:

“Yo adoro a los gays, tengo muchos amigos que lo son.”

(Agrupar a las personas por su sexualidad, aún cuando “los adores”, es discriminatorio.)

“Mira, por mi que se casen y hagan lo que quieran, pero eso de adoptar, ahí sí que no, ¿qué culpa tiene el pobre niño?”

(Por norma general, los homosexuales crecen en familias heteroparentales, así que el género de los padres no tiene relación con la sexualidad de los hijos.)

Tu amiga Ana es lencha, ¿verdad?. Digo, no tengo nada en contra, pero no me gusta que me mire así, tan fijamente.”

(Que seas homosexual no quiere decir que te gusten todas las personas de tu mismo sexo.)

Entonces, ¿sigue existiendo homofobia en la sociedad? ¿Qué piensas?