Aquí, opiniones para todos los gustos y gustos para todas las opiniones, por eso, empecemos este artículo por la conclusión y así no reforzaremos estereotipos desde el principio (por ejemplo, les gustan las Hornys pero se casan con las Honeys…¡qué vaaaaaa!) : AmbasLa mujer perfecta es la “HoneyHorny”.

A los hombres les va la marcha pero también necesitan afecto, eso de que somos nosotras las de los abrazos, besos, te quieros y ellos van solo a lo que van, es falso. Necesitan sentirse especiales y que se lo hagamos notar y esto no implica que tenga que ser necesariamente en sexo.

Lo que ya es la bomba, es tener una pareja dulce que saca su lado salvaje. Ese tío es feliz, ¡no te quepa duda!, se cumplieron sus sueños.

Tips de la HoneyHorny:

  • Equilibrio entre ternura y sensualidad; la dulzura derrite pero la calentura también.
  • Don de la oportunidad; Cuidado con llamarle “mon petit chat de amour” delante de sus colegotas…¡nefasto!
  • Actitud: Sé todo lo dulce que quieras pero déjale una cosa clara,No lo necesitas.
  • Honey, no mema; ellos se vuelven locos con los desafíos mentales.
  • Horny, no agresiva; Cuidado con el ego masculino, necesitan sentirse necesarios y de vez en cuando “ser el mejor” (eso no falla).
  • Preocúpate de tu satisfacción sexual, no de la suya; éxito asegurado (de nuevo el ego).
  • Y tanto si eres de las que enseñan el caramelo bajando la mirada como si eres de las que lo enseñan humedeciéndose los labios, no lo olvides:

¡Ni se te ocurra darle la bolsa entera, dosifica!.