En un mundo en crisis las malas noticias son cosa de todos los días. Basta con poner un telediario para enterarnos de cualquier cantidad de información poco agradable. Cuando se trata de recibir y asimilar esas noticias, ¿Quién lo hace mejor? ¿Hombres o mujeres? 

Investigadores de la Universidad de Montreal en Canadá, llevaron a cabo un pequeño experimento para estudiar las respuestas del cuerpo a la información mediática negativa. Para ello reclutaron a un grupo de voluntarios de ambos sexos a los que dividieron en dos equipos. Al primero le dieron a leer noticias neutrales y al segundo información deprimente. Después los sometieron a una serie de pruebas estresantes y encontraron que los niveles de cortisol (hormona que se encarga de la respuesta ante el estrés), se elevaron de forma notable principalmente en las mujeres que habían leído las noticias negativas. Además, al día siguiente fueron ellas las que recordaron la mayor cantidad de encabezados adversos. Los responsables de la prueba llegaron entonces a la conclusión que las mujeres son más susceptibles a estresarse ante las noticias negativas aunque aseguran, hacen falta más estudios para poder determinar si esto se repite a gran escala.

¿Cómo dar malas noticias? 

Si tienes que informar sobre algún suceso poco agradable, estos tips te pueden ayudar para que el impacto sea más llevadero:

  • Medita si eres la persona ideal para hacerlo; si no tienes una relación muy cercana con la persona o no te sientes capaz de hacerlo, es mejor que pidas ayuda a alguien más.
  • Elige el momento indicado; procura que sea en un lugar tranquilo y sin prisas para que la persona tenga tiempo de asimilarlo.
  • Hazlo de forma gradual; prepara a la persona para la noticia que va a recibir; procura conservar un tono de voz calmado.
  • Vigila tus reacciones; no ayudaría mucho que rompieras en llanto o comenzarás a maldecir por la poca fortuna, lo ideal es que seas empático con el otro sin agobiarlo.

¿Cómo reaccionas ante las malas noticias?