Patentando hace poco menos de cien años, el brassiere es un artículo básico en el guardarropa de ellas. En promedio una mujer posee 9 sostenes de los que usa 6 regularmente. Aunque en un principio eran artículos meramente funcionales (para sostener el pecho), y no muy estéticos, hoy en día el diseño parece ser lo más importante al elegir uno. Se producen para infinidad de necesidades diferentes: push-up, strapless, deportivos, minimizer, etc.

Curiosamente, aún cuando es una prenda de uso diario, un alto porcentaje de las mujeres no utiliza la talla que debería. Un estudio de la Asociación Española contra el Cáncer encontró que el 94% de las españolas no sabe cuál es su talla y el 70% usa una incorrecta. La talla no es estática, cambia en promedio 6 veces durante la vida.Variaciones en el peso, embarazos y pérdida de flexibilidad natural al paso del tiempo, provocan modificaciones en el tamaño y forma del pecho. Es importante realizan pruebas de ajuste con regularidad para comprobar que se usa el sostén adecuado. Dolor de espalda, hombros, cabeza, cuello, daños en los pechos y escoriaciones en la piel, son algunas de las consecuencias de usar un corpiño equivocado.

¿Cómo saber cual es tu talla de sujetador?

Saber cuál es tu talla de sujetador es fácil. Solo necesitas una cinta métrica. Colócala alrededor de tu espalda justo por encima de los pechos. La medida que te dé es la talla, si es un número impar auméntale uno. Para saber tu copa ideal, coloca la cinta alrededor de tu espalda justo a la altura del pezón. Ahora resta esa cifra de la primera que obtuviste. El número que obtengas te indicará la medida de la copa.

Y ahora ¡una nueva invención!

Las mujeres odian llevar la bolsa a los clubes o bares pero sufren porque no encuentran dónde guardar sus tarjetas, llaves o celular. La solución podría estar en el sujetador o por lo menos esa es la premisa con la que dos amigas crearon el JoeyBra, sostén que ya está disponible para pre-encargo en línea (19.99 USD) y que cuenta con un bolsillo lateral para guardar objetos pequeños.

¿Lo usarías? ¿Y si sudas? ¿Y si vibra? Te dejo un cortometraje extraordinario del mexicano René Castillo. “Sin sostén”.