Por fin llegó esa época tan esperada del año: las vacaciones. Después de la época de frío, el sol nos recibe con los brazos abiertos en ese viaje a la playa que llevamos meses planeando. Nos esperan unos días de relajación, diversión y ¿más y mejor sexo?

Sí, es la respuesta que encontró la agencia online tripcentral.ca al preguntar a más de mil mujeres canadienses sobre sus hábitos sexuales durante las vacaciones. El 53% de las encuestadas aseguró que el sexo era mejor lejos de casa y el 30% afirmó que planea sus viajes alrededor de su ciclo menstrual. ¿Un dato curioso? La piscina fue el sitio favorito para el sexo fuera de la habitación (seguida del océano y la playa). ¿Te identificas con alguna?

Y ahora bien, ¿por qué se da este cambio? Las presiones de la vida cotidiana provocan que se libere cortisol, la llamada hormona del estrés. Este químico cerebral es responsable del estado de alerta ante un peligro. Entre sus “efectos secundarios” provoca una disminución de la líbido. Cuando estamos en un ambiente relajado, el cuerpo se abre a más emociones. Además, la exposición a la luz solar favorece la producción de testosterona, hormona que regula el deseo sexual. Tumbarte por la mañana al sol puede ayudarte a sentirte muy sensual por la noche. Por cierto, ¡no olvides la crema de protección solar!

Estar lejos de casa parece ser una invitación a la aventura, especialmente para las mujeres. Una encuesta a más de 30 mil usuarias del sitio británico de citas MissTravel.com encontró que el 40% de las menores de 30 años había tenido sexo casual durante unas vacaciones. La mayoría de las participantes se mostró más dispuesta a vivir una experiencia así durante un viaje que en su propia ciudad. ¿Otro dato curioso? Al preguntarles a los de qué nacionalidad encuentran más sexis, las respuestas fueron: italianos (33%), alemanes (18%), franceses (16%).