En vista del éxito de la idea de un cursillo para obtener el título de pareja vamos a hablar de este tema. Sí existen estos cursillos, ya sea individual, en pareja o en grupo  y se llama Terapia de Pareja (la cual tiene gran demanda en las consultas de psicología).

Hay quien piensa que es el último recurso ante la ruptura y de hecho algunas parejas llegan muy deterioradas. Es posible solucionar y evitar problemas.  Se puede acudir y obtener la información sobre cómo actuar para evitar los problemas que suelen hacen fracasar la pareja.

Mientras deciden si hacer el cursillo, para los que avancen de novios a pareja os dejo unos Tips para prevenir problemas en la convivencia:

  • Adaptarse: Vienen cambios y las dificultades requieren una respuesta, tendréis que hablar y solucionar los problemas.  Esto es como un videojuego o un pinball, o le das tú a la bola o te da ella. No te puedes quedar quieto.
  • Nada de excusas, si se organizan hay tiempo para todo.
  • Demostrar y expresar los sentimientos y admiración por el otro; además de demostrar que se quiere a la pareja hay que decir “Te quiero”, “estoy orgullos@ de ti”, pedir y dar besos, abrazos y demás.
  • Complicidad: El apoyo emocional os hace invencibles.
  • Hay que reírse: Por prescripción psicológica, dosis de risas juntos obligada cuanto más frecuente mejor. No falla, de lo que más une.
  • Crecer juntos: ser lo más independiente posible hace más fácil que no se rompa el equilibrio cuando surjan problemas, no es bueno que uno crezca a la sombra del otro, hay que empujarse mutuamente y compartir las responsabilidades.
  • No sois una isla, no perdáis amistades y relaciones
  • Al más mínimo atisbo de rutina entre vosotros; ¡Acción!, poner a funcionar vuestra imaginación y buscar nuevas fuentes de intercambio y enriquecimiento mutuo.
  • Discutir, que no pelear: Cuando no estéis de acuerdo con algo, hablarlo tranquilamente. Hay que saber pedir perdón, ser sincero y compensar las meteduras de pata.
  • Seducirse cada día: Cuidar los detalles y no deis por conquistada a vuestra pareja, nunca.