Chip Bergh recomienda hacerlo ¡una vez al año! Hay una verdad que todos sabemos. Nadie o casi nadie, lava los jeans después de usarlos una sola vez. Los vaqueros son una prenda de batalla y aguantan varias puestas antes de pasar por agua y jabón. Pero, ¿cuántas?

Según Chip Bergh, director ejecutivo de Levi Strauss & Co., puedes usar tus jeans durante un año antes de lavarlos. En una conferencia de la revista Fortune dijo que nunca había lavado los que llevaba puestos y los había comprado un año atrás.

“Sé que suena completamente desagradable. Sé que es así. Pero créanme, se puede hacer. Puedes limpiar las manchas, secarlos al aire y está bien. Aún no he contraído una enfermedad en la piel o algo más. Funciona.” 

Bergh asegura que estás medidas ayudan a conservar su forma y color durante más tiempo, además de ahorrar agua. Lo cierto es que su compañía ha lanzado una línea eco-friendly y sus palabras son parte de una estrategia de posicionamiento como empresa preocupada por el medio ambiente. Pero, ¿es verdad lo que dice?, ¿no importa si no lavamos los vaqueros en un año?

Investigadores de la Universidad de Alberta compararon los niveles de bacterias en unos jeans que no se habían lavado en dos semanas y en unos que llevaban más de 15 meses sin una buena restregada. Los resultados no mostraron mayor diferencia. En ambos casos encontraron bacterias normales de la piel, que son inofensivas para la salud.

Si nuestra ropa no está manchada o visiblemente sucia, el criterio que utilizamos para decidir cuándo lavarla, es el olor. Son precisamente las bacterias que se encargan de descomponer el sudor, las que impregnan la ropa de “olor a sucio”. La intensidad del aroma depende de diversos factores como el nivel de actividad física, la alimentación, el tejido de la prenda y el clima.

El instituto americano de limpieza (ACI por sus siglas en inglés), ofrece algunos consejos sobre cuándo lavar la ropa:

  • Jeans = 3 veces
  • Sostén = 2 o 3 veces
  • Ropa interior = 1 vez
  • Camisetas = 1 vez
  • Pijamas = 3 o 4 veces

Y tú, ¿cada cuánto lavas tus jeans?