Unificar ha sido una de las estrategias para intentar entender al ser humano o su funcionamiento. En algunos campos sí ha funcionado pero en otros no. ¿ Por qué?, porque la clave para entender estaba precisamente en aquello que nos hace diferentes. El caso concreto que tengo en mente es el de la Inteligencia: ¿hay listos y tontos? ¿o hay diferentes inteligencias?

No somos más o menos, somos diferentes.

Hasta no hace mucho se consideraba que eras más o menos listo según tenías un Cociente Intelectual (CI) elevado, del montón o bajo. Y esto era determinante para el éxito en la vida, a pesar de las muchas pruebas de que esto no es así. Hay quien con un CI astronómico ha fracasado o pasado inadvertido y quien ha triunfado con cifras mediocres o bajas. El CI no determina lo capaz o inútil que es alguien. No es tan simple.

Howard Gardner, con su teoría de las Inteligencias Múltiples ha revolucionado los conceptos de Inteligencia y Aprendizaje. Todos tenemos diversos talentos o capacidades, concretamente nueve, que Gardner pasó a llamar Inteligencias. Si queremos saber qué tan inteligente es alguien se requiere  la valoración de todas sus inteligencias y esto nos daría un resultado que podríamos llamar Inteligencia Personalizadacada persona tiene una inteligencia diferente.

La mayoría tenemos todas, las nueve Inteligencias, pero no destacan las mismas, ni están igualmente desarrolladas, ni las utilizamos de la misma manera. ¿Consecuencia?: No todos aprendemos de la misma manera. Esto lo expresó muy bien Einstein; “Si no puedo dibujarlo, es que no lo entiendo”.

No basta con el potencial genético de cada uno, hay que desarrollarlo. ¿ Qué es importante para que afloren y se desarrollen nuestras inteligencias ?. Aquí son cruciales cultura, experiencia, motivación, esfuerzo y trabajo en equipo entre otras.

En sucesivos artículos iremos explicando cada una de las Nueve inteligencias. Te dejo un video ejemplo de Inteligencia Musical.

Y a ti, ¿ Qué te apasiona ? Ese es tu punto fuerte.