Seguro que ya has leído las dos primeras entregas de “El Sexonario”, pero si no ha sido así te dejo los artículos aquí y aquí para que no te pierdas nada. ¡¡No te quedes atrás con el sexo!!

Hablemos de hace algunos años… La segunda mitad del siglo XX fue testigo excepcional del florecimiento de la Sexología como disciplina seria que ayuda a médicos y psicólogos. ¿Increíble que tardáramos tanto, verdad?

Gracias a esta maravillosa profesionalización de los estudios sobre la sexualidad, han surgido a lo largo de los años muchos términos para describir todo aquello que está relacionado con ella. Seguro que algunos los conoces ya pero quizá… ¿Se te escapa alguno? O… ¿No tienes muy claro qué quiere decir exactamente esa palabra que tanto repite tu pareja? ¡Voy a ayudarte!! Hoy vamos a continuar con algunas palabras en la tercera entrega de El Sexonario, ¡¡atentos!!:

  • Sodomía: Hace referencia a una práctica del sexo anal. El término tiene origen bíblico. ¿Recuerdas la archiconocida ciudad de Sodoma? ¡¡Bingo!! Según el Antiguo Testamento fue destruida por los pecados de sus habitantes… Ahora adquiere sentido, ¿verdad? ¡¡Seguro que ya no lo olvidas!!
  • Transexual: Cuando hablamos de un transexual nos referimos a una persona cuya identidad sexual no corresponde con sus características biológicas. Me explico un poco mejor, es la persona que no se identifica con las expectativas asociadas al sexo con el que nació.
  • Uretra: Se refiere al conducto que en los hombres es común al aparato urinario y al aparato reproductor. ¡¡Es un órgano muy ocupado!! Entre sus funciones destaca tanto el transportar la orina como conducir el semen al exterior. ¡Sí! Van por el mismo conducto.
  • Vasectomía: Así es como se denomina al método de control de natalidad masculino que consiste en la ligadura o corte de los conductos deferentes para evitar que los espermatozoides lleguen a los testículos. ¡Tranquilos! Puede revertirse.
  • Xenofilia: Se trata de la parafilia en la cual la excitación sexual se alcanza solamente con parejas de otras nacionalidades. ¿Suena raro, verdad?
  • Zoofilia: En este caso, se trata de otra parafilia pero, en esta ocasión la excitación sexual viene dada por el hecho de tener relaciones sexuales con animales. Aunque pueda sonar extraño y no se ajusta a las convecciones, es mucho más común de lo que puedes imaginar.

 

¿Te sigue quedando algún término por ahí que no controlas del todo? Cuéntame en los comentarios e intentaré incluirlo en la próxima entrega.