Muchos, ¡reconozcámoslo, ellos son mayoría aplastante!, son los que han oído la famosa y decepcionante frase: ” Me encantas pero solo te quiero como amigo”. Después de pensártelo y pensártelo, llegas y te lanzas con todo tu armamento de seducción y te pegan ese corte sin salida. ¿O sí hay salida? Es más, ¿no puede ser que hicieras algo que te llevó a la zona cero sin saberlo?

Tips para evitar la Zona de la Amistad

Desaparece intermitentemente

El factor hacerse el interesante no es colocarte de manera que vea tu mejor perfil, sino “ahora lo ves” y “ahora no lo ves”. Una de cal y otra de arena que se dice. La idea es hacerte desear, que la otra persona reflexione sobre cuanto te echa de menos cuando no estás y por qué. Si simplemente estás ahí permanentemente, ¡no necesita hacerlo!, te conviertes en una agradable presencia o lo que es peor, puedes parecer un tanto desesperado.

Busca “competencia”

Pero no para ti. A ser posible rodéate de otros u otras a las que ya vendiste “el producto”. ¡El interés ajeno promueve el propio!

Sí. ¡Que se ría!

El tópico de que a las mujeres les gusta el sentido del humor en los hombres, es cierto. Pero además está demostrado que hombres y mujeres recordamos más a quienes nos hacen reír y que los hombres que saben reírse de si mismos resultan especialmente atractivos.

Arriésgate

¿Se mira pero no se toca? ¡No!. Crea tensión sexual y arriésgate porque sino es uno mismo el que se mete en la zona cero por miedo. Si no le gusta tu manera de ser, cuanto antes lo sepas mejor. No intentes agradar constantemente y recuerda: ¡Seguridad en uno mismo y al ataque!. Deja claras tus intenciones. Es más probable que mueva ficha, ¿o quieres ser tu mismo quien le envíe el mensaje “no hago nada porque no estoy interesado”?

Y tú, ¿superaste la zona neutra?