Cejas

Además de proteger nuestros ojos, como las pestañas, las cejas son el marco del ojo. Enmarcan tu mirada y son armas poderosas para levantarla o arruinarla. Su forma puede cambiar por completo laexpresión de nuestra cara.

¿Cuál es tu mejor forma?

El grueso de las mismas es cuestión de modas pero la técnica para enmarcar correctamente el ojo sigue normas: las medidas de tus ojos. Esa será la mejor forma para ti siempre. Toma un lápiz y ponlo en tu cara desde la aleta de la nariz, pasando justo por donde empieza el lagrimal y sobrepasando la ceja. A partir de ahí y moviendo el lápiz sin despegarlo de tu nariz, tienes tres puntos de referencia para darle forma (mira la foto de portada):

Lagrimal

Define el comienzo de la ceja (todo lo que tengas antes de este punto, ¡fuera!)

Pupila

Define el punto más alto para el arco de la ceja (demasiado rectas da un aire tristón y demasiado arqueadas te puede dejar con cara de susto)

Rabillo del ojo

Define el final de la ceja (todo lo que tengas después de este punto, ¡fuera!)

Errores más comunes al depilar las cejas

  • Separarlas demasiado o dejar mucho espacio entre ellas; Tus ojos parecen más juntos
  • Demasiado cortas; Tus ojos parecerán más pequeños
  • Demasiado depiladas y/o arqueadas; expresión asustada
  • Depilarlas por encima; se les da forma en el párpado y no por la zona superior de la ceja puedes alterar su forma sin vuelta atrás.

¡Que no se te vaya la Pinza!

Es común pasarse de rosca sin querer. La depilación extrema (dejar un fino hilo de pelo) además de estar demodé, puede no tener marcha atrás. Con los años, puedes quedarte sin cejas y tener que recurrir a pintarlas con lápiz (en los años 30 lo hacían así por la moda de la época). También hay quien tiene un hábito nervioso y se arranca los pelos de las cejas y acaba con calvas o sin cejas.

El mundo de la estética y la cosmética ya tiene productos que estimulan el folículo piloso y prometen revertir este efecto con sus principios activos; nuevo pelo en tus cejas que, eso si, tendrás que seguir depilando. Otra opción: la micro pigmentación.

CejaTips

No intentes imitar las de alguien por mucho que te gusten porque puede que a tu forma de rostro no le queden bien, aunque venden moldes para conseguir cualquier ceja, consulta antes a un profesional de belleza.

Para dar forma depílate en un espejo que deje ver tu rostro completo o puede que te emociones tirando concentrada en la imagen de uno de aumento y luego… “¡OH,OH!¿Quien se ha llevado mi ceja?”…

Cepíllalas hacia arriba (si algún pelo se resiste ¡redúcelo con un algodón impregnado en laca!) y si alguno sobresale, corta las puntas (si lo arrancas puedes dejar “calvas”).

Si tienes “calvas” o quieres darles una forma determinada, pinta y difumina con una sombra del mismo color.

¿Te gusta el photoshop?, prueba a verte sin cejas, ¡verás qué cambio!