Existen algunos alimentos que por sus propiedades, pueden ser calificados como “quema grasas” ya que frenan la asimilación de éstas o favorecen su oxidación, lo que ayuda a evitar su almacenamiento. Los beneficios son mucho más limitados de lo que prometen muchas dietas o productos milagro que contienen extractos de ellos, pero, como parte de una dieta balanceada, pueden contribuir a mantener un peso saludable. Algunos de ellos son:

Chile.

Contiene grandes cantidades de capsaicina, compuesto químico que favorece la oxidación de las grasas al tiempo que ayuda a acelerar el metabolismo.

Frambuesa.

Rica en cetonas, compuesto orgánico que regula la secreción de adiponectina, hormona que favorece la oxidación de las grasas.

Leche.

Contiene ácidos linoléicos conjugados (ALC o CLA por sus siglas en inglés), que ayudan a reducir el almacenamiento de las grasas facilitando su oxidación.

Manzana.

Rica en pectina, fibra soluble que ayuda a reducir la asimilación de las grasas.

Nueces.

Ricas en ácidos grasos omega 3, ayudan a reducir el desarrollo de los adipositos (células adiposas). 12 nueces aportan el 100% de la cantidad diaria recomendada de omega 3.

Recuerda que lo mejor para controlar el peso es llevar un estilo de vida saludable que incluya seguir una dieta balanceada y hacer ejercicio con regularidad. Si quieres perder algunos kilos, lo más recomendable es que acudas con un nutricionista que desarrolle un plan personalizado de alimentación, tomando en cuenta tus necesidades alimenticias.

Con 162 BPM (beats por minuto), Hey Ya! de Outkast es una canción ideal para acompañarte en cualquier rutina de cardio. Te dejo el vídeo: