No hay que esperar a Halloween. Creo que ya es hora de acabar con las dudas sobre fenómenos extraños o poltergeist sexuales. ¿Líquidos propulsados?. ¿Algo baboso resbala de tu vagina?. ¿Un bulto extraño choca con tu pene?. ¿Ruidos?. ¿Llantos?. ¿Risas? … Fu!, qué miedo!

Es importante explicarlos. Hay parejas que tienen una relación sexual muy satisfactoria, de repente se ven sorprendidos por un fenómeno de este tipo y se crea un problema donde no lo hay; el miedo a que vuelva a aparecer les produce vergüenza, ansiedad o miedo, dejan de disfrutar de su relación sexual e incluso evitan tener relaciones por si acaso.

Fenómenos mas inquietantes:

  • Eyaculación femenina
  • Semen y ley de la gravedad
  • Penetración y dolor al “chocar con algo”
  • Erecciones espontáneas
  • Gases vaginales
  • Llorar/Reír tras orgasmo

¡Fuera fantasmas de vuestra cama! Aclaremos estos misterios de una vez por todas.

Eyaculación femenina

  • La expulsión de abundante líquido durante la relación sexual pude producirse por la excitación de unas glándulas uretrales llamadas deSkene.
  • No es orina; Lo primero que hacemos la primera vez que algo nos desconcierta es buscarle explicación y esta parece la más lógica, pero no es orina.
  • No es frecuente aunque se trata de una reacción normal, no es síntoma de enfermedad o infección y no significa que se sienta más o mejor que quien no la tiene.
  • No hay que esperar que la pareja la tenga o presionarla por no tenerla; la mayoría de las mujeres tienen su orgasmo maravilloso y punto.
  • También se conoce por el término Squirting, más utilizado en el contexto pornográfico, en el que se suele exagerar este fenómeno hasta crear la fantasía de la mujer fuente.

Secreciones extrañas

  • Efectivamente el semen cae por la ley de la gravedad o simplemente porque “resbala”, si hay contracciones por un orgasmo es más probable que salga menos tras la relación. El problema es cuando se piensa que por ello no se va a quedar embarazada, nada más lejos, ya que para eso, como sabemos, sólo hace falta un espermatozoide.
  • Cualquier flujo o secreción que nos parezca extraña, ya sea antes, durante o después de tener relaciones, hay que consultarla con unginecólogo. Preocuparnos por si algo es normal o no, no sirve de mucho, quizá para crear un problema donde no lo hay y dejar de disfrutar de nuestra relación sexual.
  • Extremar la higiene íntima con la intención de acabar con el poltergeist es un error; puedes provocarte una infección si alteras elPH vaginal con tanto lavado. 

Dolores/sensaciones/ruidos inexplicables

  • Efectivamente la penetración puede producir gases (por los movimientos del pene); Si quedan en la vagina saldrán tras la penetración y si llegan a introducirse en el útero, pueden dar lugar a cólicos.
  • En ocasiones, una penetración profunda puede producir dolor; el pene puede chocar con la pared del cuello del útero. En las parejas que ocurre esto suele bastar con un cambio de postura que no facilite esa penetración tan profunda.
  • Las erecciones espontáneas se dan en todos los hombres, ya sean niños o adultos (la más nombrada y reconocida es la del despertar) y esto es completamente normal, es un reflejo.
  • La risa o el llanto en mujeres cuando llegan al clímax es bastante común y no significan ni que se les haya hecho daño ni que nuestra actuación les haya producido risa; es la manifestación incontrolable de una gran intensidad emocional junto a la intensidad física del orgasmo, ¡nada más, ni nada menos¡.
  • Cualquier dolor o sensación (como inflamación o entumecimiento) que nos parezca extraña, ya sea antes, durante o después de tener relaciones, debemos consultarla con un ginecólogo. Preocuparnos por si algo es normal o no, no sirve de mucho, quizá para crear un problema donde no lo hay y dejar de disfrutar de nuestra relación sexual.

Recuerda, si quieres cazar fantasmas, en la cama es más útil el sentido del humor que el miedo.