Están charlando por Whatsapp y sin previo aviso tu pareja te escribe el tan temido mensaje: “Mi amor, mis padres quieren invitarte a cenar este fin de semana“. Sabías que pronto llegaría este momento y que no puedes escapar. Te interesa la relación y crees que es bueno dar ese paso, sin embargo no puedes evitar sentir un agobio tremendo. ¿Qué te pondrás? ¿De qué hablarás? ¿Qué harás?

No te preocupes más ya que te hemos preparado una sencilla guía con los NOs y los SIs para la gran noche en la que conocerás a tus suegros. Aquí va:

Qué no hacer

  • Llegar con las manos vacías: Tener un detalle con ellos te dará puntos. Unas flores, una botella de vino o unos bombones son buenas opciones.
  • Fumar o beber si ellos no lo hacen: Y aunque sí lo hagan, lo mejor es que lo evites (recuerda que estás tratando de dar una buena impresión) y por supuesto, que no te excedas.
  • Abusar de las muestras de afecto: Cuida que tu contacto con tu pareja no vaya más allá de tomarse las manos de vez en cuando. Sus padres son las personas menos indicadas para ser testigos de su pasión.

Qué sí hacer

  • Una investigación previa: Bombardea a tu pareja con preguntas que te den pistas sobre sus padres. Qué les gusta, qué les molesta, cómo se conocieron, a qué se dedican, etc. Esto podrá darte ideas para temas de conversación.
  • Arreglarte como si fueras a una cita: Recuerda que el amor entra por los ojos y al final, a ellos también intentarás conquistarlos. Elige bien la ropa que llevarás y esmérate en quedar guapísimo/a.
  • Cuidar tus modales: No les hables de tú hasta que te lo pidan, no olvides frases como “por favor” o “gracias” y busca cualquier oportunidad para decir un cumplido