Que el deporte es bueno para la salud es algo bien sabido por todos y que nos repiten hasta la saciedad día sí y día también desde que nacemos. Ya lo sabes… Practicar ejercicio nos ayuda a mantenernos en forma, a que tegamos un corazón sano, a mejorar nuestra figura y nos ayuda a dormir mejor, entre otros beneficios. Lo que quizá no sepas y tal vez te impulse a desempolvar los pants y tus zapatillas de deporte es que también puede contribuir directamente en tu desempeño sexual. ¡¡Sorpresa!!

¿Tienes papel y móvil cerca? Apunta bien porque todas estas actividades físicas van a mejorar tu condición física y van a impactar positivamente en tu desempeño sexual. ¿Quieres probar? ¡Luego cuéntame si notas la diferencia!

  • Montar en bicicleta estática: Esta actividad ayuda a reforzar el sistema cardiovascular
  • Hacer abdominales: ¿Sabías que hacer abdominales puede ayudarte con el control pélvico?
  • Correr: Refuerza el sistema cardiovascular, pero no es lo único, además nos ayuda a durar más tiempo sin cansarnos y aumenta el control sobre nuestra respiración.
  • Practicar yoga: No lo olvides, practicar yoga nos ayuda no solo a mejorar la flexibilidad, sino también nos ayuda a aumentar el control.

Pero aquellas actividades que favorecen tener un mejor desempeño sexual son las que se realiza “a nivel local” y  están más enfocadas a los genitales y al entrenamiento de los músculos pubocoxígeos.  En este aspecto, practicar los ejercicios de Kegel diariamente mejora el desempeño sexual, tanto en hombres como mujeres. En los hombres puede ayudar a prevenir la disfunción eréctil y la eyaculación precoz. Y en el caso de la mujer, puedes aprender a tener un mejor control de los músculos de tu vagina creando sensaciones maravillosas para los dos durante las relaciones sexuales… ¿Ya los practicabas? Y recuerda… ¡¡Hombres y mujeres pueden practicarlos!! ¡Comienza ya!!