El chantaje emocional es un tipo de abuso psicológico en el que el chantajista utiliza todo tipo de estrategias de manipulación con tal de imponer su voluntad. Dependiendo de cómo es el chantajista así va a ser su “estilo” de chantaje, utilizando ciertas fórmulas que sabe que funcionan para acabar imponiendo su voluntad. La mayoría llevamos un chantajista dentro y no nos volvemos unos profesionales del chantaje porque tenemos valores y nos ponemos en el lugar de la otra persona, de sus emociones y no hacemos lo que no nos gustaría que nos hicieran a nosotros.

El chantajista emocional va a tener un variado menú de opciones y estrategias para manipularte. Utilizará distintas y aquellas que le funcionen mejor, las aplicará más frecuentemente dependiendo del tipo de persona que seas y el estado emocional en el que estés. De una manera mecánica, analiza qué te motiva, quién y qué partes te importan más de tu vida, para atacar precisamente por ahí. Y, ¡¡cuidado!!, tu pareja también puede ser una.

Castigo.

Son los que consiguen lo que quieren con su pareja utilizando el miedo, métodos agresivos, amenazas y enfados. Empiezan mostrándote control con comentarios como:

“Me dijeron que te vieron con Pepito, ¿estás segura que no se quiere acostar contigo? ¿Te pusiste a ligar con él?”

 Después pasa a agresiones verbales:

 “Solo las putas sonríen así a los hombres”

 Enfado

Después pasa incluso a pedirte que contestes todo el rato el teléfono y estés disponible constantemente. Gradualmente empiezan las amenazas. Hacen que la pareja sufra y tenga miedo a desafiarlos. El miedo puede llevar a hacer que la persona amenazada acabe no tomando decisiones de ningún tipo.

“Te estoy vigilando, no se te ocurra salir si yo estoy de viaje”

“Si lo vuelves a hacer, te dejo”.

Autocastigo

En este caso, amenazan con herirse a ellos mismos si no se hace su voluntad. Las amenazas van desde dejar sus estudios, a su pareja, a sus hijos e, incluso, hasta quitarse la vida.

“No sé qué sería de mi si te separas”

“Si me dejas me suicido”.

Victimismo

Su manera de manipular es amenazando a su pareja con el sufrimiento que ellos van a tener si no se hace lo que quieren. A la vez, constantemente, hablan de todos los sacrificios que hicieron por la pareja.

“Te di mi juventud y así me lo pagas”

“Soy un desgraciado por culpa tuya”.

“Me sacrifico por ti y tu no haces nada”.

La Mentira

Es otra manera de manipular pero, en algunos casos, más difícil de descubrir.  No es tan cierto que se pilla a un mentiroso antes que a un cojo, algunos son difíciles de desenmascarar sobre todo el que cree sus propias mentiras y practica el autoengaño, sus mentiras son de matrícula de honor.

La intención del tóxico mintiéndote nunca va a ser por tu bien, aunque así pueda afirmarlo. Nada más lejos ya que va a ser siempre por su bien. Se puede mentir de muchas maneras y hay quien domina todas las técnicas:

  • Decir lo contrario de lo que se sabe, cree o piensa
  • Inducir a error
  • Faltar a una promesa o romper un pacto
  • Fingir o Aparentar
  • Falsificar una cosa

Alguna vez tu pareja te ha dicho, “no te mentí solo que no te lo quise decir”.  Entonces, ¿ocultar información es mentir?  Sí. En el tema que nos ocupa, es una manera de manejar a alguien, ocultar información para poder influir de alguna manera en esa persona, sobre sus decisiones y comportamientos. Curiosamente la mayoría de ellos cuando los pillas en su mentira, no lo dudes, no lo reconocerán y actuarán a la defensiva. Se defenderán atacando y te dirán que eres un mal pensado, desconfiado o directamente que has perdido el juicio.

¡Cómo se te ocurre desconfiar de mi, me has decepcionado!

Embargo económico

Ejercen el control a cambio de dar seguridad económica y sobre todo, con la amenaza de quitarla. Inicialmente regalan u ofrecen, luego se vuelven la única fuente de recursos económicos de la pareja controlándola así totalmente.

“Si te divorcias, ¿de qué vas a vivir?”

“Nadie, excepto yo, te va a mantener como tú te mereces”

Salvo la gente con trastornos de personalidad que gozan ejerciendo el control y el poder sobre la otra persona, la mayoría de los chantajistas lo que buscan en el control de la pareja es disminuir la propia inseguridad. El miedo a perderla hace que quiera ejercer el control sobre ella. El ejercicio de control constante se puede explicar como un mecanismo de sobrecompensación de tus inseguridades.

Es un fragmento de mi libro Detox Emocional.