A veces perdemos la noción del tiempo con nuestro amado y si nos dejamos llevar por la pasión, la noción del espacio y el movimiento y puede que incluso, ¡zas!,

Sigue leyendo…