Cuando pensamos en un adicto a las drogas, el estereotipo que tenemos nos lleva a imaginar a un sujeto descuidado físicamente y que lleva en la mano una pipa, una jeringa

Sigue leyendo…