La sonrisa es una de nuestras armas más poderosas. Con ella podemos desarmar a los extraños y conquistar a quien queramos. Además, el simple acto de sonreír provoca un coctel de químicos

Sigue leyendo…