La Organización Mundial de la Salud (OMS) llama a las enfermedades cardiovasculares “el enemigo público número uno”, ya que cada año ocasionan la muerte de más de 17 millones de

Sigue leyendo…