Hacer críticas a los demás y recibirlas, es ley de vida.  Hacerlo bien o mal ya es una elección personal.  Con la crítica constructiva no herimos a los demás y no se toma

Sigue leyendo…