Si nos paramos a analizar las consecuencias positivas de los sentimientos de culpa; no hay. Cero. La culpa, sólo produce dolor y daña nuestra autoestima ya que nunca nos sentimos culpables por alguna

Sigue leyendo…