Llegó el día en que te diste cuenta o por fin aceptaste, que el que creías el amor de tu vida no lo es tanto y hay que decir adiós.

Sigue leyendo…