Cuando eras pequeño, quizá una amenaza común de tu madre fue “si vuelves a decir un taco, te lavaré la boca con jabón“. Tal vez la advertencia era ponerte sal

Sigue leyendo…