Las luces están apagadas, el silencio reina en la sala está y de pronto, durante una escena tremendamente conmovedora, empiezan a escucharse sollozos, narices fluyendo y uno que otro

Sigue leyendo…