Si bien una adicción digital es distinta a la de una sustancia, sigue siendo una adicción. El manual que utilizan los psiquiatras, el DSM-V (Diagnostic and Statistical Manual of Mental

Sigue leyendo…