¡A quien no le ha ocurrido! Es ver aparecer a esa persona y pensamos «trágame tierra», nos empezamos a poner nerviosos o pasamos en segundos a modo defensivo. Puede ser

Sigue leyendo…