¿Discutiste con tu pareja y estuviste llorando? ¿Pasaste muchas horas frente al ordenador? ¿Abusaste del alcohol? ¿Comiste mucha sal? Estos son tal solo algunos ejemplos de las muchas situaciones que

Sigue leyendo…