Para llevar una dieta, ser constante en el gimnasio, ahorrar dinero o dejar un hábito necesitamos algo: fuerza de voluntad. Esa determinación de cumplir con los planes, que algunos despliegan con

Sigue leyendo…